Propósitos, metas y objetivos

La importancia de ahorrar dinero para cumplir tus metas.

Hace unos días estaba pensando que, indudablemente, todos tenemos metas en la vida. Y cómo ya sabrás mi mayor propósito es inspirarte a organizarte más y mejor para cumplir esas metas. En algún punto de mis pensamientos caí en cuenta del papel tan importante que juegan los ahorros en el camino. Nada cómo establecer un objetivo y garantizar tu bienestar financiero para alcanzarlo así que acompáñame, tenemos trabajo que hacer.

¡Vamos a conocer la importancia del ahorro en el cumplimiento de nuestras metas!
Ahorrar dinero

Como bien sabrás, en la vida hay muchas cosas que podemos ahorrar: Tiempo, esfuerzo, recursos, dinero… Pero hoy me quiero enfocar en este último para inspirarte a dar un paso más en tu organización.

La verdad es que me resulta difícil asumir que mucha gente no se preocupa por ahorrar. En su balance general podemos encontrar un lado más inclinado que otro, y no precisamente el de ingresos. ¡Grave error!

Pero, como nada mejor que comenzar por el inicio, te cuento primero a que nos referimos con ahorrar:

Según nuestros amigos de Wikipedia, la definición de ahorras es la siguiente:

“El ahorro es la acción de separar una parte de los ingresos que obtiene una persona o empresa con el fin de guardarlo para su uso en el futuro, ya sea para algún gasto previsto o imprevisto, emergencia económica o una posible inversión”.

Tomando en cuenta esta definición considero que el ahorro te permite crear un patrimonio y alcanzar metas de forma inteligente. Lo mejor es que cualquiera lo puede lograr. Si crees que solo el que gana mucho puede hacerlo te equivocas, la clave del ahorro reside en la constancia, la disciplina y la organización.

             No es más rico el que más tiene sino el que sabe gastar.              

Si aún te quedan dudas de lo importante del ahorro te dejo algunos motivos para terminar de convencerte:

  • Puedes tener más tranquilidad ante cualquier imprevisto. Nadie sabe lo que puede ocurrir: Un accidente, una enfermedad, un deterioro importante de la casa o el auto. Obviamente no son cosas en la que pienses a diario, pero más vale prevenir que lamentar.
  • Puedes financiar un proyecto. Estudiar, tener un negocio propio, viajar, comprar una casa, una boda, la educación de tus hijos. Como sea que lo quieras nombrar. Sin un plan de ahorros es poco probable lograr concretar un proyecto grande.
  • Puedes crear un patrimonio para dejar una herencia. Si tu intención es dejar protegido a tus hijos o nietos cuando no estés no hay mejor forma de garantizarlo que el ahorro.
  • Puedes tener una jubilación de oro. Seguro una de tus preocupaciones es no contar con los fondos suficientes cuando ese momento llegue. Y aunque falte más o menos tiempo para eso mejor anticiparse. Y esto no depende de nadie más que de ti ¡ponte manos a la obra!

Toma nota: Para lograr contar con ciertos ahorros crear buenos hábitos es indispensable. Y, si bien es recomendable procurar generar ingresos extras, lo puedes lograr evaluando tus gastos y viendo qué puedes prescindir.

Claro que al principio te va a costar, pero el “sacrificio” vale toda la pena del mundo. Además, estoy segura de que tus propios resultados serán los que te motiven a seguir ahorrando cada vez más.

Ahora que tienes clara su importancia, te comparto algunas recomendaciones para comenzar con pie derecho tu proceso de ahorro:
  • Establece objetivos para tus ahorros. Esto va a mantener tu motivación y vas a poder medir tus avances.
  • Participa a los integrantes de tu familia que se podrán ver afectados con tus nuevas decisiones. Mamá, papá, hijos… Todos deben estar al tanto y trabajar en conjunto para alcanzar los objetivos establecidos.
  • Destina siempre una cantidad de dinero para tus ahorros. El secreto de ahorrar bien consiste en gastar lo que te queda después de los ahorros, no en ahorrar lo que te queda después de los gastos.
  • Arma un presupuesto personal en donde puedas organizar tus ingresos y egresos. La idea es que estés al tanto con exactitud de cómo se mueve tu dinero, de cuánto dispones y cuáles son tus gastos reales.
  • Analiza tus gastos, trata de reducir lo que puedas y distribúyelos de acuerdo a tus necesidades. Los deseos pueden esperar, mejor invertir para el mañana que gastar todo hoy.
  • Evita las compras compulsivas. Para esto te recomiendo que antes de comprar algo te des un período de una semana. Si al cabo de ese tiempo y luego de pensarlo sigues sintiendo que lo necesitas entonces no compraste compulsivamente.
  • Trata de crear dos fondos. Uno para emergencias y otro para ir cumpliendo los objetivos que ya te planteaste.
  • Identifica tus gastos hormigas. Esos que te van haciendo un hueco en tu presupuesto sin darte cuenta.
  • Crea el hábito de consultar alternativas y comparar precios. No te imaginas todo lo que te puedes ahorrar de esta forma. A veces nos venden la marca, y el mismo producto lo puedes conseguir mucho más económico con algún otro proveedor.
  • No te olvides de tu creatividad. Busca descuentos, cupones, ofertas, compra con anticipación, evalúa opciones.

Una vez que te familiarices con estas acciones verás la diferencia en el uso de tu dinero. Recuerda que los cambios se deben afrontar a través de pequeños proyectos. 

     El secreto del ahorra consiste en gastar lo que queda después de los ahorros, no en ahorrar lo que queda después de los gastos.     

Entonces, recuerda que los ahorros son importantes para tu futuro, para tu desarrollo personal, tu bienestar. Con ellos cualquier cosa que te propongas se vuelve más fácil, porque sabes que cuentas con un fondo y no tendrás que comprometer tu presupuesto para gastos fijos.

Espero haberte dejado claro el papel fundamental de los ahorros en tu vida. Si tienes alguna recomendación adicional no olvides dejármela en los comentarios.

De igual forma, comparte el artículo con tus amigos y familiares, sobre todo aquellos que se verán afectados en tu proceso de ahorro. Así, todos estarán al tanto y entenderán tus decisiones.

Nos estamos leyendo, ¡Un abrazo grande!

Importancia de ahorrar.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *